Fernndez Liares es el principal sealado de la pieza inicial de la Operacin Pokmon ALBERTO LPEZ

El expresidente de la Confederacin Hidrogrfica Mio-Sil (CHMS) y exconcejal de Urbanismo de Lugo, Francisco Fernndez Liares, ingresarla prxima semana en prisin. Seguramente, el lunes. El Tribunal Supremo (TS) ratificen el ao 2023 la condena que le haba impuesto la Audiencia Provincial de Lugo como autor de un delito continuado de cohecho y otro de prevaricacin, al dar por probado que adjudic obras a empresarios amigos a cambio de sobornos. Esta resolucin es la que, ms de diez aos despus, ha derivado en la orden de ingreso en prisin.

Esta sentencia supuso la primera gran condena firme para un poltico de primer nivel dentro de la Operacin Pokmon, la macrocausa dirigida por la jueza Pilar de Lara que investig una supuesta red de corrupcin a gran escala en las instituciones gallegas. Un caso iniciado en el 2011 y que, casi 15 aos despus, acumula ms archivos que condenas.

El de Liares ha sido, no obstante, el caso ms significativo de la operacin. El exconcejal socialista de Lugo, mano derecha del alcalde Jos Lpez Orozco en aquellos aos, fue acusado de varias tramas de adjudicaciones fraudulentas. La de la CHMS es la ms cuantiosa y la que le valdr un mayor castigo.





La operacin Pokmon, la macrocausa que aspiraba a destapar la corrupcin en Galicia, se diluye entre archivos y penas reducidas




Andr S. Zapata



La Audiencia conden a Liares a cincoaos de prisin por el delito de cohecho y diez aos de inhabilitacin especial para empleo o cargo pblico por un delito continuado de prevaricacin. El Supremo le rebaj la pena a cuatro aos y medio de crcel y a ocho y medio de inhabilitacin.

Segn el TS, Liaresse puso de acuerdocon los representantes de varias entidades laadjudicacin de determinadas obras a empresas previamente seleccionadassegn lo convenido entre el presidente de la CHMS y los empresarios concurrentes a la licitacin, de manera que ya de antemano se conoca que la adjudicacin se hara a favor del precio ms ventajoso para la Confederacin.

La Sala del Supremo considera queLiares estableci un turno para que los distintos empresarios concertados rotaran a la hora de presentar el precio ms bajo en los sucesivos concursos, de modo quefue adjudicando los diferentes contratos a aquellos empresarios que estuvieran dispuestos apagarlepor las adjudicaciones.

Ingreso en prisin inminente

Por esta causa, la Audiencia Provincial ha ordenado su ingreso en prisin. La notificacin le fue remitida recientemente, por lo que la semana que viene (previsiblemente el lunes), deber ingresar en el centro penitenciario de Monterroso, donde cumplir su pena. La entrada, hasta entonces, ser de carcter voluntario. Si se cumple el plazo mximo y no se ha presentado en prisin, el juzgado puede emitir una orden requisitoria para que sea detenido y trasladado a la crcel.

Liares ya estuvo en prisin preventiva en el ao 2012, cuando estall la Operacin Pokmon. Fue uno de los primeros arrestados. El tiempo que ya estuvo encarcelado se restar de su condena.





Las penas del ltimo gran juicio de la Operacin Pokmon: Liares y sus socios no evitan la crcel y aceptan multas de hasta 105.000 euros




Andr S. Zapata



El exconcejal contina pendiente de un ltimo juicio, el de la pieza original de la macrocausa. En los prximos meses, se celebrar en la Audiencia Provincial de Lugo un pleito que ya tiene un acuerdo.Estapieza juzga la concesindel servicio de la gra municipal de Lugo a la empresa Cechalva, la cual habra sobornado aFrancisco Fernndez Liares, entonces concejal de Urbanismo en Lugo,para obtener esta adjudicacin.

El poltico, que ya carga con diversas condenas por corrupcin que suman 5 aos y diez meses, aceptar en el juicio una nueva pena de dos aos y medio de prisin, 105.000 euros de multa y 9 aos de inhabilitacin para ejercer un cargo pblico. Se le considera autor de un delito deviolacin de secretos por funcionario pblico, otro decohecho cometido por funcionario pblico, otro deprevaricacin y un ltimo deblanqueo de capitales. Diversos empresarios y socios de Liares han aceptado tambin declararse culpables a cambio de rebajas de pena.