Miguel Ángel Devesa Mira tras su detención en Costa de Marfil tvnet marfil

Es considerado uno de los mayores narcotraficantes de África.

08 mayo 2024 . Actualizado a las 12:41 p.m.

Diez años de prisión y más de 90 millones de euros. Es una pena que acaba de caer. Cabo Vigos Miguel Ángel Devesa, condenado por tráfico internacional de cocaína en Costa de Marfil. El hombre, un exagente de la Policía Nacional española que fue detenido en abril de 2022 junto a su esposa, madre e hijo, está acusado de orquestar una red de escondites que se detenía en África antes de entrar en Europa desde Sudamérica.

Devissa fue declarado culpable, junto con otras doce personas, por el Tribunal Penal Económico y Financiero de Abyan, la capital comercial del país, que anunció ayer la sentencia, tras un juicio que comenzó en 2023. Fue multado con 50 millones de francos CFA (unos 76.300 euros). de euros) y condenado a pagar 60.000 millones de francos CFA africanos (91,5 millones de euros) como indemnización por los daños que debe pagar al Estado.

El barco «Vigos» estaba estacionado en la ciudad costera de San Pedro, al sur de Costa de Marfil, donde estaba instalado desde 2018, después de que se incautaran más de dos toneladas de cocaína en la ciudad y en el puerto de Abyan. Ya era un hombre muy conocido en Galicia entre las fuerzas de seguridad: su nombre aparecía en el organigrama policial atribuido al histórico Sito Mianco, el primer gran narcotraficante de coca de España. Se suponía que sería el coordinador del continente africano.

Ellos y el líder de la pandilla fueron condenados a diez años de prisión. Prisionero colombiano Gustavo Alberto Valencia Sebelvedaes considerado un notario certificado (responsable de verificar y monitorear la calidad de la cocaína), así como El español Aitor Picabia Carnes es socio de Devissa, entre otras cosas. Entre los condenados también se encontraban autoridades locales y miembros de las fuerzas de seguridad de Costa de Marfil.

la operacion

Devesa fue detenido, junto con otros presuntos integrantes de la ruta africana de la cocaína, tras una investigación realizada por la Policía Nacional española en colaboración con las autoridades de Ghana y Costa de Marfil. Cayó mientras intentaba huir del país para buscar refugio en Liberia, pero no llegó a la frontera y fue interceptado por la policía del país, Ghana y la Unidad Central contra las Drogas y el Crimen Organizado (ODECO) de la policía nacional.

Aunque llevaban mucho tiempo siguiéndole la pista, consiguieron vincularlo gracias a un hecho inesperado: una embarcación pilotada por dos españoles que estuvo a punto de hundirse, rechazó la ayuda de salvamento marítimo. Según descubrieron, cuando estaban a la deriva se pusieron en contacto con Devesa, quien pidió ayuda a la embajada en Costa de Marfil, además de la caída de uno de sus socios, a quien las autoridades llegaron tras ser alertados en un hotel de que se había producido una riña. entre ellos. Los agentes y algunas prostitutas que contrató encontraron 168 kilogramos de cocaína en la habitación.

Cuenta introductoria

El hombre que fue expulsado de la Policía Nacional entre 2002 y 2003 fue el primero. Fue acusado de confiscar 25.000 pastillas de éxtasis y luego aceptar cuatro años de prisión por posesión de cocaína en Málaga. Su carrera policial estuvo precedida por una primera incursión en la política en Vigo. Probó suerte en el Partido Socialista Obrero de Vigo, primero como presidente de las Juventudes Socialistas y luego uniéndose a la candidatura al concejo municipal del ex alcalde Manuel Soto.

Su viaje por África no se limitó a Costa de Marfil; En 2009 se instaló en Mali haciéndose pasar por un empresario inmobiliario. En ese momento fue vinculado a un avión procedente de Venezuela con 10.000 kilogramos de cocaína a bordo. También se le ha vinculado con el presunto desmembramiento de su conductor colombiano en 2010, pero su abogado pudo archivar ambos casos.