Alberto Lpez

Tramos parcheados, problemas con el drenaje y crteres aguardan una actuacin integral para mejorar la seguridad vial en la red principal del Estado

10 mar 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El ministro de Transportes, scar Puente, reconoci recientemente el mal estado de las autovas estatales en Galicia y anunci inversiones para subsanar una situacin que obliga a los conductores a circular por el carril izquierdo para evitar los baches. Tres periodistas de La Voz recorrieron las dos principales autovas de acceso a Galicia desde la Meseta, la A-6 y la A-52, para dar cuenta de unos desperfectos en el firme que se agravan con las malas condiciones meteorolgicas.

Estado de la A-6

Hasta 36 kilmetros con algn carril cortado. Los conductores que a diario utilizan la A-6 para entrar o salir de Galicia o como trnsito interno entre los municipios no solo llevan aos sufriendo el constante deterioro del firme, con el peligro que supone en ocasiones, sino que adems ven cmo aparecen cada vez ms daos en la va sin que de momento los anuncios de mejoras del Gobierno se materialicen. Adems, los desperfectos en el pavimento, la cada del viaducto de O Castro o el derrumbe de taludes provoca que en la actualidad haya hasta 36 kilmetros de la A-6 con algn carril anulado para la circulacin.

Ms all de los baches y del firme destrozado que un conductor se puede encontrar a lo largo de los 162 kilmetros en Galicia, entre Arteixo y Pedrafita (324 con las dos direcciones), la circulacin est condicionada por el corte de los citados 36 kilmetros de carriles, 15 en direccin Madrid y 21 en sentido Galicia. Y todos ellos se concentran en apenas 42 kilmetros de distancia, precisamente los que atraviesan la montaa de Pedrafita do Cebreiro, desde Baralla hasta Vega de Valcarce.

Los usuarios de la A-6 se pueden encontrar, en un da puntual, con algn tramo con la circulacin limitada por trabajos de mantenimiento (desbroce, limpieza, rebacheo, arreglo de biondas), pero hay puntos que llevan meses con carriles anulados y el trnsito con velocidad reducida a 80, 60 y 50 kilmetros por hora, dependiendo de las obras que se ejecutan.

En direccin Madrid, el primer corte se produce antes de entrar en el tnel de Neira, en Baralla, en el kilmetro 464. Los vehculos solo pueden utilizar un carril. Desde el pasado noviembre se est ampliando y reforzando el sistema de drenaje para evitar deterioros del firme. Precisamente se trata del tramo de toda la A-6 en Galicia donde el firme se encuentra en peor conservacin, hasta el punto de que el carril derecho de subida al tnel de O Cereixal, en el kilmetro 456, en Becerre, ya lleva varios meses cortado a la circulacin por el psimo estado en el que se encuentra, con pavimento hundido y numerosos baches.

A finales del pasado verano comenzaron los trabajos de rehabilitacin del deteriorado firme de la A-6, pero se interrumpieron ya que precisamente era necesario acometer antes el drenaje del tramo citado entre Baralla y Becerre debido a que se trata de una zona con abundantes entradas de agua en la calzada.

Aunque el tramo ms cercano a Arteixo est tambin muy deteriorado, el anlisis sobre el terreno de los 150 kilmetros de la A-6 que separan Montesalgueiro, en el municipio corus de Aranga, en el kilmetro 549, y el desvo en el Bierzo en el 400 para coger la N-120 que va hacia Valdeorras, Monforte y Ourense, el firme de la Autova del Noroeste tiene un estado de conservacin variable, en funcin de la zona y de la poca de su construccin, pero acumula determinados tramos donde se ha convertido en peligroso circular a 120 kilmetros por hora o, al menos, casi un milagro que el vehculo no sufra una rotura en las ruedas, en las lunas o en las suspensiones.

Como normal general, los 500 metros antes de cualquier salida y los 500 metros seguidos de una entrada a la A-6 se encuentran con un firme en malas condiciones. Las frenadas y aceleraciones, especialmente de vehculos pesados, provocan baches que, en algunos puntos, llegan a ser hasta casi canalizaciones de varios metros, como ocurre en la circunvalacin de Lugo. El estado de conservacin de la gran mayora de las juntas de dilatacin es deficiente. As se encuentran los tramos analizados de la A-6 entre Montesalgueiro y el Bierzo, atravesando Terra Ch, Lugo y la montaa de Pedrafita.

Al entrar en la provincia de Lugo ya se nota un cambio en el firme y cierto deterioro, pero con pocos baches. El peor tramo se encuentra en toda la circunvalacin del nudo de comunicaciones con la A-8 y la N-VI en Baamonde. Hasta O Ceao, este tramo de 22 kilmetros, abierto en 1997, ya comienza a tener un firme muy deteriorado. El tramo entre el polgono de O Ceao y Outeiro de Rei es el que ms circulacin de vehculos tiene al da en los 150 kilmetros analizados, con una media diaria de 24.000. En la circunvalacin de Lugo, con una media de ms de 20.000 vehculos, el firme necesita de forma urgente una mejora debido a los numerosos baches, algunos muy largos y profundos.





El mapa de las autovas estatales: mucho por hacer y ms esfuerzo para conservar




Pablo Gonzlez



Neira de Rei-O Cereixal-desvo Os Ancares es con diferencia el peor tramo para circular por la A-6, al menos hasta la zona de Astorga, donde vuelve a estar en psimas condiciones. Son 13 kilmetros, del 464 al 451, que se han convertido en un quebradero de cabeza para los conductores desde hace ms de un lustro, con baches, badenes y hundimientos de la calzada. Los 19 kilmetros de subida y bajada al puerto de Pedrafita no tienen tantos baches, pero su estado no es ptimo del todo, notndose que han pasado ms de 23 aos de su puesta en funcionamiento.

Hasta Villafranca del Bierzo. el estado del firme no es ptimo, con zonas de baches, especialmente en Vega de Valcarce. Tanto en la subida como en la bajada de la vertiente leonesa de Pedrafita hay zonas con badenes o pequeos hundimientos de la calzada por filtraciones de agua, como ocurre a la altura del radar del kilmetro 426.





Estado de la A-52

Una autova hacia la Meseta repleta de remiendos. Viajando desde Vigo hasta A Caiza por la A-55 y la A-52, la autova parece el satlite lunar por la cantidad de crteres que jalonan la ruta a lo largo de 120 kilmetros, 60 en cada sentido. El firme en las curvas de Tameiga ha sido arreglado con parcheos, pero quedan algunos desperfectos que se notan en los amortiguadores. Cuando la autova se desdobla en la A-52, hay obras para arreglar ese tramo. Pasado Cans, la parroquia de O Porrio, subiendo el alto del Confurco, hay crteres en el carril derecho.

Llegando al cruce de Ponteareas, Mondariz y As Neves, en el kilmetro 298 de la A-52, trabaja otra brigada tapando baches. En el nudo que conduce a la plataforma logstica Plisan, el trasiego de coches y camiones es notable. A la salida del nudo se encuentra uno de los puntos negros de la autova. En agosto, un abogado de Vigo, Juan Blanco, falleci en un accidente en el kilmetro 289, al chocar con su coche con un BMW que se diriga en direccin Vigo. Hizo acuaplanin y se salt la mediana cruzando al otro lado de la autova justo en el nico punto donde no haba mediana de separacin. Ahora ya han colocado un quitamiedos metlico. En los ltimos dos aos se han producido una veintena de accidentes en esa zona, que sigue en obras porque el drenaje es muy malo. Los trabajos van desde el kilmetro 281 al 297 y su presupuesto es de cuatro millones de euros.

Situacin desigual

La A-52 adolece de problemas de conservacin de su pavimento, que evidencia un perenne mal estado en algunas zonas, como Vern, mientras que otras estn arregladas con retales, parcheos y reparcheos que ofrecen una solucin temporal, pero acaban por romper en forma de nuevas grietas, baches o incluso socavones.

El estado del firme de la autova entre Ourense y Zamora es desigual. Hay tramos en los que el pavimento se renov recientemente con un nuevo asfaltado y que estn en buen estado para la circulacin. Sin embargo, la conduccin no puede ser plcida a lo largo de todo el trazado, puesto que a un trecho con buen firme, como el renovado en el viaducto de Allariz, sigue una calzada que presenta reparcheos, hundimientos en el carril derecho y zonas rotas que provocan que el coche vaya a saltos.

En algn punto, como el tramo a la altura de Ourense, tiene el asfalto arreglado, pero con productos que no evitan que se siga acumulando agua y produzca el efecto acuaplanin cuando llueve mucho. Si en sentido Ourense la calzada a su paso por la llanura de A Limia presenta un buen estado por un reciente asfaltado, no ocurre lo mismo cuando se circula por esta comarca en direccin a la Meseta.

En Trasmiras, el viaje se vuelve bastante tranquilo, si se evita ir muy pegado al borde derecho. Ya en la zona de Monterrei se aprecia que la solucin para tapar los desperfectos es el sellado de las fisuras con alquitrn. La carretera est como cosida. Ha habido algunas mejoras, pues a la altura de Vilardevs el firme presentaba no hace mucho serios problemas y en este momento est aceptable, sobre todo el carril central. Eso no evita encontrarse dos grandes baches por sorpresa. Desde As Vendas da Barreira hasta A Gudia, el firme est tambin en buen estado tras una reparacin. Sin embargo, ya aparecen unos baches en el kilmetro 128.

En el lmite entre Galicia y Castilla y Len, la calzada presenta un mal pavimento. A la entrada del tnel de A Canda ya se puede apreciar y contina en la bajada al Padornelo. Tras una parte reasfaltada, surgen socavones en el viaducto del ro Tuela y tramos levantados. En este trecho est peor el carril izquierdo. Hasta Puebla de Sanabria, el pavimento s ha sido renovado y se circula bien.

En sentido inverso, hacia Galicia, los problemas aparecen en el viaducto de Requejo (kilmetro 93) y subiendo al Padornelo se aprecia la degradacin del firme del carril lento. El interior del tnel est bien, pero la bajada posterior tiene un pavimento irregular. Lo mismo ocurre subiendo hacia A Canda. Hasta A Gudia se puede circular aceptablemente. Sin embargo, tras superar esta localidad, entre los kilmetros 132 y 134, el asfalto est en mal estado y la bajada hacia Vern se realiza sobre un pavimento irregular. Desde A Limia hasta Ourense se puede circular sin demasiados sobresaltos.