El acusado, el da del juicio en la Audiencia Provincial de Lugo La Voz

El Alto Tribunal seala que fue el menor el que se hizo pasar por mayor al suscribirse a una pgina de contactos que solo admite a mayores, por lo que no se puede acreditar que el acusado supiese su edad

26 sep 2023 . Actualizado a las 17:08 h.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) anunci este martes la absolucin de un hombre al que haba condenadola Audiencia Provincial deLugoa siete aos de crcelpor agredir sexualmente a un chico de 14 aos al que conoci a travs de una aplicacin de citas. Segn el tribunal,no se puede acreditarque era conocedor de la edad del menor.

El alto tribunal gallego considera probado que, en febrero del 2022, el procesado, que tena 41 aos, concert una cita para mantener un encuentro de carcter sexual con la vctima, de 14 aos, tras haber intercambiado mensajes de ndole sexual.

La Sala de lo Civil y Penal asegura que mantuvo relaciones sexuales con el menor en el interior de un vehculo, aunque el acusado lo neg en el juicio. Eso s, todo ello en la creencia de que no era menor, en los trminos de la acusacin. Discrepa, por tanto, de la sala de instancia provincial, pues afirma que no puede entenderse acreditado que el acusado tuviese conocimiento de que la persona con la que contacta fuese menor de 16 aos.

Se llega a esta conclusin tras una detenida deliberacin sobre el supuesto enjuiciado, teniendo en cuenta que es el menor el que se hace pasar por mayor de edad al suscribirse a una pgina de contactos que solo admite a mayores, explica el TSXG, al tiempo que incide en que esta circunstancia, de inicio, provoca la presuncin en el acusado de que la persona con la que se cita no es menor.




Robos, violencia sexual y ciberestafas, losriesgospara la seguridad en Galicia


Jos Manuel Pan



El testimonio del procesado

En la sesin,el acusado neg los hechos yafirm que no haban llegado a consumar las relaciones sexualesy que l no saba la edad del chico. Admiti haber conocido al denunciante, que por entonces tena 13 aos, a travs de Grindr, una aplicacin de citas especializada en relaciones homosexuales entre varones.

Nos conocimos por la aplicacin y empezamos a hablar. Mantuvimos una conversacin de carcter sexual y concertamos un encuentro. Yo le envi una foto de mi miembro y l a m de su trasero. No nos conocamos las caras. La aplicacin solo te deja registrarte si dices que eres mayor de edad, as que yono tena motivos para sospechar que era menor, dijo el procesado.

En su escrito,la Fiscala peda 10 aos de crcelpara l por un presunto delito de agresin sexual a menor de 16 aos, adems de una multa de 10.000 euros. La acusacin lo elevaba hasta los 30.000. Finalmente, la Audiencia Provincial loconden a siete aos de prisin y a pagar una indemnizacin de 10.000 euros por el delito que se le imputaba. Ahora, el TSXG ha revocado esa sentencia.

Nada le poda llevar a sospechar que era menor de 16 aos

Los magistrados explican que, en el presente caso, al acusado nada le poda llevar a sospechar, a la vista de las conversaciones de WhatsApp mantenidas, la ausencia de conocimiento previo de ningn tipo, la prctica ausencia de dilogo dentro del vehculo y el muy breve espacio de tiempo que dur el encuentro (unos 11 minutos) de que era menor de 16 aos.

Adems, el joven llevaba puesta una mascarilla, que no se lleg a quitar completamente en ningn momento, segn reconoce, al igual que reconoce no haberle dicho la edad, siendo igualmente significativo que no quisiese denunciar ni se sintiese engaado, segn sus propias manifestaciones, subraya el TSXG, al tiempo que indica que, adems, la estatura y corpulencia del menor era superior a la del acusado, siendo difcil distinguir la edad en esa franja, teniendo en cuenta las diferencias de apariencia fsica entre individuos.

El TSXG explica que se trata de un delito doloso, que no admite comisin imprudente, lo que conduce al dictado de un pronunciamiento absolutorio.

La sala, por tanto, ha apreciado que la sentencia de la Audiencia Provincial deLugovulner la presuncin de inocencia del recurrente. El fallo no es firme, pues se puede recurrir ante el Tribunal Supremo.